Blog sobre logística y envío de paquetería | Friend Pack

La Última Milla se impone a Amazon Logistics (principales problemas)

Problemas de última milla en Amazon España (Amazon Logistics)

Los grandes eventos saturan al gigante del e-commerce y enfadan a los usuarios

Navidad, Rebajas o el Black Friday son eventos en los que las compras se disparan y causan retrasos de todo tipo a las empresas de transporte o logística. Amazon España, que cubre todo el proceso de promoción, venta online, logística almacén e incluso transporte, se encontró ante un gravísimo problema.

Los envíos, que se programaban automáticamente a través de la web daba fechas de entrega sin tener en cuenta el gran volumen de trabajo por lo que la mayoría de envíos fueron entregados con retraso.




Los sucesos de Navidad 2017-2018



A una semana de la pasada navidad y viendo la gran cantidad de retrasos y problemas que la compañía estadounidense acumulaba (otro año más, sin haber aprendido nada de los años anteriores) decidieron enviar un email para simplemente informar de que los envíos podían llegar tarde.

Anteriores años habían culpado a los transportistas de su retraso aun así en los correos que enviaron no detallaban ninguna fecha exacta para recibir los pedidos.

La única solución que daban era “cancelar la compra antes de realizar el pago" una medida en su mayoría inútil y que ponía en un compromiso tanto al vendedor privado como al cliente.

Por redes sociales, los únicos comunicados de esos días fueron que las entregas se verían afectadas por la cantidad de compras realizadas en España (dando a entender que la culpa era nuestra por comprar tanto).




¿Por qué la culpa antes era de los transportistas?



Cada evento de compras masivas se organiza como una campaña y Amazon España seleccionaba en exclusiva distintos proveedores de transporte. Precisamente éstos en dichas fechas colapsan y Amazon siempre echaba la culpa a las empresas diciendo que ellos habían asumido su papel a la perfección y que faltaba previsión y preparación por parte de las demás. Estos motivos fueron más que suficientes para que las empresas de transporte decidieran dejar de trabajar con la empresa estadounidense o que redujeran la cantidad de envíos de los que querían hacerse responsables.

Amazon pagaba muy poco por envío, lo que hacía que las empresas de transporte llegaran incluso a perder dinero por gestionar sus envíos. Si a esto le sumamos la mal imagen proyectada sobre los transportistas, la única solución fue aliarse con correos para crear Amazon Logistics para las campañas de Navidad 2017/2018.




La realidad de Amazon Logistics



Amazon, en su afán por reducir costes decidió rodearse de trabajadores poco cualificados, con nula experiencia y con un atractivo sueldo de 14 euros/h. Los transportistas profesionales ya vieron venir que este nuevo equipo sin experiencia, conocimiento, orden ni disciplina causaría problemas de nuevo, y así fue.
Este último año las redes volvieron a arder con quejas por los retrasos como:

- Pedidos que se entregaban en ubicaciones que no correspondían.
- Compartir datos de carácter personal con terceros para entregar paquetes en masa.
- Pérdida de paquetes.
- Retrasos en las entregas.
- Entrega de productos erróneos.

En definitiva, la solución de la empresa americana sigue siendo colocar el siguiente mensaje en su página web y despreocuparse de todos los problemas que ocurran con su servicio durante, por ejemplo, Navidad.

“Durante Navidad, algunas entregas pueden tardar un poco más de lo habitual. Los clientes pueden obtener información sobre el tiempo de entrega en el momento de la compra y posteriormente haciendo seguimiento al envío"

¿Cuál será la solución para esta Navidad 2018/2019? Quedan menos de tres meses pero los preparativos ya deberían haber comenzado.

Pub: , Mod: 06/09/2018, Por: 

 5(204 )